Ilustrarte

Blog de educación y literatura




Temas recurrentes en la temporada veraniega

Posted on

A pesar de la sequía de novedades literarias que padecemos en verano, como ya he señalado, sí que se puede decir que hay un tipo de publicaciones que no falla nunca, en cuanto comienza a dislumbrarse el buen tiempo y el sol y el calor nos llaman a ir pensado en la época estival; y esto es, sin ningún género de dudas, todo lo que tenga que ver con la pérdida de peso. Revistas, manuales, libros de autoayuda… los kioskos y librería se llenan de toda esta clase de ediciones en diferentes formatos, tanto que a veces uno se pregunta si ha entrado en un sitio dedicado a la literatura o a un centro de adelgazamiento; claro que pronto te das cuenta, en cuanto lees algunos títulos, de que la cosa sólo va medio en serio.

Luego, para que la cosa no se haga muy repetitiva, me he dado cuenta de que empiezan a introducir variables en todas estas publicaciones; quiero decir, cosas como: “Perder peso sin cambiar de dieta”, “Ejercicios caseros para perder peso”, o “Alimentos que te harán perder eso kilos de más”. Claro, lo ideal es buscar una forma novedosa de perder kilos, sea o no efectiva, y, más allá de todo eso, buscar temas que estén relacionados con el exceso de peso; y por suerte o por desgracia, esto suele funcionar, sobre todo entre las mujeres, que son el público que en mayor medida siguen esta clase de publicaciones. Así que, por supuesto, el peso del sector femenino, nunca mejor dicho, es muy grande en esta cuestión.

Hace unos días veía precisamente un artículo periodístico referido a este tema (sí, la llamada “prensa seria” también se apunta a esta tendencia), referido a la sexualidad en mujeres obesas. Qué tanto puede interesar esto a los lectores sería un punto a tratar, aunque teniendo en cuenta que la obesidad se está apoderando cada vez de más gente, puede que no sea algo tan descabellado después de todo; a lo mejor esta gente que la padece le interesaría más saber cómo librarse de ella que un tema relacionado con el sexo, pero oye, dentro de todo, me pareció que no era la más ridícula de estas variables de las que os he hablado. Porque, ¿quién no está interesado en la sexualidad?

No hay más que ver el éxito que tienen en internet las gordas xxx. ¿No lo crees? No hay más que ver las estadísticas, o simplemente visitar algunas webs para adultos, para darse cuenta de que las mujeres con sobrepeso, orondas y llenas de curvas voluptuosas es lo que se lleva; y de ahí a que te gusten las obesas, queda un paso, de hecho ya son muchos los cibernautas que lo han dado, y así podemos ver toda clase de publicaciones dedicadas a mujeres rellenitas, rellenas o directamente con obesidad mórbida. ¿Y no piensas que eso llegue al porno, te parece demasiado depravado? Pues entonces es que estás muy poco actualizado.

Claro que, siendo así, le tengo muy mala noticias a escritores, libreros, periodistas, blogueros… y todos los que se apuntan  al monotema veraniego de la pérdida de peso. Porque, si ser gorda de verdad está tan de moda, ¿para qué iban a querer estas mujeres perder peso, ni rápido ni en cantidad? Habría que eliminar toda clase de publicaciones sobre este asunto, y apuntarse, eso sí, a otros temas como el de la sexualidad mencionado, por ejemplo… algo relacionado con el estilo de vida de una persona con sobrepeso. Esto no quiere decir que haya que intentar mantener un peso más o menos acorde con nuestro físico, más que nada por cuestión de salud más que de estética; pero quizá sea hora de dejar que la tiranía de la delgadez ande dirigiendo nuestros pasos, ¿no creéis?

Libros extraños que han llegado a publicarse

Posted on

Todos los lectores tenemos en nuestro currículo algún o algunos libros que queremos olvidar, que nos han parecido auténticos desastres, o que simplemente no han llegado a engancharnos ni siquiera para llegar hasta la mitad del tomo (hablamos de formato físico, pero viene a ser lo mismo en el digital, con la ventaja de poder eliminar lo que no nos guste, jeje).

Sin embargo, a veces ni siquiera es necesario abrir un libro para darnos cuenta de que va a ser un verdadero desatino: basta con ver el título, en ocasiones bastante descriptivo. Y entonces pensamos cómo es posible que algo así se haya publicado, pero creedme, ahí están para demostrar que todo es posible; y como muestra aquí os traemos unos cuantos ejemplos:

  • Quién es quién en las decapitaciones británicas (Geoffrey Abbot): Sólo el título ya puede hacerte perder la cabeza.
  • Cómo ser el mejor jugador de bolos usando la auto-hipnosis (VV.AA.): ¿Y no sería mejor practicar el juego que andar confiando en la hipnosis?
  • Manualidades con pelo de gato (Kaori Tsutaya): Esto sí que es llevar el reciclaje al extremo, ayudado por la habilidad para las manualidades de los japoneses.
  • ¿Quién cortó el queso?: Historia cultural del pedo (Jim Dawson): ¿Los pedos tiene una historia cultural?
  • Cómo salir con una mujer blanca: Guía práctica para hombres asiáticos (Adam Quan): Parece ser que las mujeres occidentales son un misterio para los hombres de raza asiática, o seres de otro planeta, para el caso.
  • Haz tu propio ataúd: Para personas y mascotas (Dale Power): ¿Esto será para los manitas, para los aburridos, o para los que no quieren gastar demasiado en su propio funeral?
  • Personas con orejas largas: Guía práctica para el cuidado de los asnos (Robin Borwick): No sé qué es peor, si pensar que los asnos son personas, o que haya otra guía para personas con orejas cortas.
  • Cría exitosa de ratas almizcleras (Robert G. Hodgson): ¿A quién no le interesaría tener una granja de ratas almizcleras, y que además tuviera mucho éxito?
  • Viejos tractores y los hombres que los aman (Roger Welsch): Está claro, siempre hay un roto para un descosido.
  • ¿Cuán verdes eran los nazis? (VV.AA:): Creo que es lo único que todavía no se ha analizado de los más famosos genocidas del siglo XX: su interés en la ecología; aunque, la verdad, no sé qué interesante puede ser.
  • Cómo vivir con un idiota (John Hoover): Parece ser que 2 de cada 3 personas viven con uno de estos seres, así que no puede ser más práctico.
  • Una historia popular de las algas marinas británicas ( David Landsborough): Lo que escama de este titulo es el adjetivo de “popular”… ¿qué querrá decir?

Como veis, visto lo visto, cualquiera puede escribir; pero, lo mejor, es que de cualquier tema que se te ocurra.

El verano, época de libros

Posted on

Como aficionado a la lectura desde hace muchos años (os diría que casi desde que lo recuerdo, jeje), tengo que decir que nunca he entendido por qué el mercado de los libros parece irse de vacaciones justamente en verano, cuando el resto de trabajadores. Entiendo que toda la maquinaria de la industria del libro se vea por estas fechas sufriendo del descanso estival de sus trabajadores, derecho al que por supuesto no tienen por qué renunciar; pero me pregunto además si en realidad no tienen visión de empresa, o los cerebros de los mandamases también se van a descansar cuando llega el calor.

Porque, con esto del mercado del libro y de la cultura en general, deberíamos pensar en el mismo plano que lo hacemos con el ocio. ¿A algún empresario que se dedique a este sector, sea tipo bar, recreativo o de cualquier otro tipo, se le ocurrirá cerrar su negocio justo cuando los demandantes tienen tiempo libre y, por ende, tiempo para disfruta de sus aficiones? La lógica diría que no, a poca visión empresarial que uno tenga. Y entonces, ¿por qué el sector de la cultura parece también cerrar sus puertas por vacaciones veraniegas?  Algo que siempre me ha parecido incomprensible.

Nos quejamos de que la venta de libros va mal, de que la gente cada vez lee menos, que las letras están perdiendo adeptos cada vez a velocidad más rápida… y todo esto es algo que influye por supuesto en el nivel cultural del país. Sin embargo, quizá los hábitos de lectura han ido cambiando por culpa de factores extrínsecos que nada tiene que ver con el interés de la población en las letras, o también, en todo lo que se refiere a la educación o a la cultura. Puede que haya cierto desapego entre las nuevas generaciones para el aprendizaje, no sé si por desinterés o por hastío, pero quizá pudieran cambiarse ciertos hábitos y procurar crear un interés hacia todo lo que tuviera que ver con este asunto; no sé si sería algo a tener en cuenta por un Ministerio que cambia muy poco de nombre, pero mucho menos de directrices ni actuaciones.

Yo, de cualquier forma, siempre aprovecho mis vacaciones para embarcarme en la lectura de un libro. Suelo tener bastantes atrasados, justo porque parece que siempre me faltan horas para poder darme a ese placer; y es una suerte, porque si tuviera que estar buscando en las vacaciones de verano objetos de mi interés, estoy seguro que poco encontraría, pues autores y editoriales parecen echar el cierre en estas fechas. Es por eso que siempre hay que tener algo en la reserva, así que ¿qué os vais a llevar de viaje este verano cuando cerréis la maleta? Espero que lo contéis sin reparos.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar